Rodríguez quiere una temporada 2018 sin lesiones

Foto crédito: Major League Baseball
Foto crédito: Major League Baseball

Por Prensa Magallanes BBC | Ángel D. Conde Trujillo

El zurdo Eduardo Rodríguez tuvo una promisoria temporada de debut en las Grandes Ligas durante el 2015 al dejar registro de 10G-6P con 3.85 de efectividad en 21 aperturas realizadas, lo que lo conceptuó como un posible todos estrellas y candidato a liderar la rotación de los Medias Rojas de Boston en los años siguientes.

Pero una lesión en la rodilla derecha durante el Spring Training 2016 lo alejó de ese panorama, y ésta ha sido la principal causa por la cual no ha podido regresar a su mejor forma como lanzador.

“Lanzar sano es la mejor parte. Tú simplemente sales a tener un juego, no estás pensando si vas a lastimarte la rodilla o algo así”, había expresado Rodríguez el pasado mayo de 2017, justo dos días antes de caer lesionado en una apertura ante los Orioles de Baltimore. Esa significó la tercera ocasión en la que se lesionaba la misma rodilla en los últimos 18 meses.

Luego de seis semanas fuera, regresó pero no retomó el buen ritmo que llevaba antes de sufrir el altercado (4G-1P), en parte porque su paz mental también había sido trastocada por el inconveniente. Hoy en día, luego de someterse a otra cirugía para aliviar permanentemente el daño en su rodilla, el venezolano se siente con más confianza para afrontar el 2018.

“Siento como que mi rótula ya no va a lastimarse”, le dijo el siniestro al periodista Tim Britton del Providence Journal. “Eso es algo bueno porque ahora me siento cómodo. Tal vez este año estaré listo simplemente para lanzar y no pensar más en mi rodilla”.

Rodríguez, a pesar de no haber corrido ni lanzado desde el montículo hasta ahora, comentó que puede sentir la diferencia solo al caminar y que estará con seguridad junto a los demás lanzadores que abrirán las puertas de los campos de entrenamientos en el complejo de los Medias Rojas.

Según lo planeado, la reaparición del criollo estaría prevista para mediados o finales de abril, aunque sus regresos anteriores tras recuperarse de las lesiones han tomado un poco más de tiempo que el diagnostico inicial.

“Ahora estoy bien”, ratificó Rodríguez. “Es hora de volver a ser el muchacho que fui antes de lesionarme”. Lo cierto es que el 2018 podría ser un año importante para las aspiraciones del venezolano dentro de la organización de Boston, en la cual figuran brazos de la talla de Chris Sale, David Price, Rick Porcello y Drew Pomeranz.